Santo Domingo
Martes 01 de agosto del 2006
LISTIN DIARIO
 
 
SECCIONES
 
OTRAS SECCIONES
Guía de la Diversión
SERVICIOS
REVISTAS
Agregar a Favoritos Imprimir Enviar por E-Mail
LA REPÚBLICA

LISTÍN en la historia de República Dominicana

 
 
Arturo Joaquín Pellerano Alfau, primer director y fundador de LISTÍN DIARIO.

SANTO DOMINGO.- Es imposible escribir la historia dominicana del siglo XX sin recurrir a LISTÍN DIARIO, que ha sido el testigo periodístico más importante y, por tanto, es una de las fuentes más trascendentes en la que confluyen relatos de los acontecimientos que han signado a la sociedad dominicana.

Es, sin lugar a dudas, el diario nacional con la más larga historia y con un profundo y sostenido arraigo en la sociedad.

Como periódico independiente se ha sobrepuesto a todos los intentos de aplastarlo desde los períodos más duros de la vida política nacional, como fue esa parte de la historia que se denomina de “concho primo”, en el que predominaban las montoneras y la vida política era un total desorden, hasta las ocupaciones militares estadounidenses, la dictadura de Rafael Trujillo y las ambiciones políticas que posteriormente han intentado dominarlo.

Apareció su primer número el primero de agosto del 1889 como un boletín que recogía el movimiento del puerto de la Capital, dando cuenta de los buques que llegaban y partían, así como los consignatarios y las cargas. Poco a poco se le fueron incorporando informaciones de los sucesos políticos y sociales más importantes, así como anuncios comerciales.

Rápidamente cobró importancia y ganó lectores en todo el país ampliando, más de lo previsto por sus fundadores, el círculo de lectores al que estuvo dirigido inicialmente.

Al incorporar informaciones generales se agenció, al poco tiempo, tecnología de punta en aquellos años para recibir informaciones del exterior. Así fue como contrató los servicios del Cable Francés, un servicio telegráfico para recibir noticias del exterior, dando un paso trascendental en el periodismo de la época.

En 1899, a los diez años de su fundación, se encontraba en el primer lugar y desde entonces se mantuvo como líder en la preferencia del público nacional.

Ambiente social
El momento histórico de su nacimiento estuvo caracterizado por las fuertes luchas políticas que caracterizaron la vida nacional a partir de la Restauración de la República en 1865. En ese tramo de la historia dominicana LISTÍN DIARIO se caracterizó por mantener su total neutralidad, con una información objetiva.

Esta forma de periodismo contrastaba con el que había predominado hasta ese momento de fuerte tendencia política. Los periódicos que se fundaban en esa época estaban dirigidos a patrocinar o responder a determinadas tendencias políticas. Esta condición les imponía una corta existencia, puesto que desaparecían cuando el político o las fueras políticas que respaldaban perdían interés en la ciudadanía.

Cuando murió su primer director y fundador, Arturo Joaquín Pellerano Alfau, en 1921, ya LISTÍN DIARIO estaba consagrado como el principal diario nacional, en el cual habían encontrado un modo de expresión todos los sectores de la sociedad dominicana.

Desde su fundación el periódico amparó y dio impulso a las nuevas corrientes literarias, a los movimientos culturales y mantuvo una absoluta libertad de expresión, como ha sido su característica, entre sus columnistas.

Causas nacionales
Desde sus inicios LISTÍN DIARIO se involucró en las que consideró eran las grandes causas del pueblo dominicano y de la humanidad.

Así fue como desde sus páginas y desde 1894 apoyó la independencia de Cuba hasta el triunfo definitivo de las tropas comandadas por el dominicano Máximo Gómez. Incluso, el secretario personal de Gómez, Félix María Nolasco, había sido periodista de LISTÍN DIARIO y, tras concluir la guerra de independencia cubana, ocupó el cargo de jefe de Redacción de este diario.

Asimismo, LISTÍN DIARIO se destacó por su arraigado nacionalismo frente a la ocupación militar estadounidense entre 1916 y 1924. En sus páginas se recogen las informaciones de los acontecimientos más trascendentes de aquellos años y en ellas también se reunieron las opiniones de las figuras sociales y políticas más importantes de la época.

Libre expresión
En ese aciago período histórico supo sortear la fuerte represión contra la libre expresión que imponía el régimen militar establecido por los marines con lo que pudo mantener una vía de expresión de la sociedad dominicana frente al poder extranjero que la sometía.

Tras la desocupación militar, entre julio y septiembre de 1924, LISTÍN DIARIO volvió a concentrarse en el quehacer nacional. Sus páginas recogen todos los acontecimientos que abrieron el camino al surgimiento de la dictadura de Rafael Trujillo, a la que se opuso abiertamente.

LISTÍN DIARIO había mantenido una fuerte oposición al golpe de Estado contra Horacio Vásquez, que alentaba por lo bajo Trujillo, y reclamaba que se respetara la constitucionalidad como garantía de derechos para los dominicanos.

El primer golpe
Meses después, poco antes de iniciar el régimen de Trujillo, a las dos semanas de pasar las elecciones del 16 de mayo de 1930, LISTÍN DIARIO fue atacado por las bandas de sediciosos que utilizaba la naciente dictadura para asesinar a sus opositores. La redacción de LISTÍN DIARIO fue arrasada por el grupo de sediciosos que se conoció como La 42, formado por asesinos con uniforme militar al servicio particular del dictador en ciernes. Trujillo había ganado unas elecciones en las que se adjudicaba la totalidad de los votos sin que sus contrarios obtuvieran nada. Esto no podía ser cuestionado por la sociedad de la época, pero LISTÍN DIARIO lo hacía.

Tres días después de este asalto, el LISTÍN DIARIO informó del asesinato del opositor a Trujillo Virgilio Martínez Reyna y su esposa embarazada, en la casa del matrimonio en San José de las Matas. La forma horrenda en que fueron acribillados a balazos y apuñalados más allá de la muerte por la misma banda de esbirros del dictador, conmovió a la sociedad dominicana.

Estos dos acontecimientos, relatados en las páginas de LISTÍN DIARIO, fueron el preludio de lo que iba a padecer el país entre mayo de 1930 y mayo de 1961.

Finalmente el dictador enfiló hacia el diario que consideró insumiso. El periódico sufrió entonces la persecución hasta que fue ahogado económicamente y cerró en 1942.

Galíndez dijo que era el mejor
Aún cuando LISTÍN DIARIO suspendió su publicación la huella que había dejado en la sociedad dominicana era muy profunda y nunca fue olvidado.
El historiador español Jesús de Galíndez, quien había llegado entre los refugiados de la Guerra Civil Española en 1936, señaló en su famosa obra La Era de Trujillo que LISTÍN DIARIO “era el mejor periódico dominicano” y refiere en su meticuloso estudio la forma en que la dictadura fue ahogando el diario.

Gran parte de los acontecimientos que relata Galíndez en su obra se apoyan en datos recogidos principalmente en las páginas de LISTÍN DIARIO, aunque también usó otras publicaciones de la época, por lo que esto permite deducir que hizo un análisis detallado de la prensa de la época.

Es importante destacar que en el mismo período en que se fundó LISTÍN DIARIO y en los años subsiguientes fueron creados otros diarios nacionales, como fue El Republicano, El Dominicano, El Diario, La Información, en 1915, y La Opinión. De todos estos únicamente continúa publicándose La Información, en Santiago de Los Caballeros.

La subsistencia
Moisés Pellerano López-Penha, hijo del fundador del periódico, continuó haciendo una publicación anual de LISTÍN DIARIO, como exigía la ley de imprenta de la época, para conservar los derechos sobre el nombre comercial. En ese período, esta publicación nunca tuvo el objetivo de circular nacionalmente, lo que no hubiera permitido la dictadura, sino simplemente mantener la marca y, además, como una prueba del apego irrestricto a la ley que mantuvieron sus fundadores.

Finalmente, tras la caída de la dictadura, los hermanos Rogelio, Máximo y Moisés Pellerano, junto a Carlos Alberto Ricart, decidieron reiniciar la publicación de LISTÍN DIARIO.

Nueva etapa
Así fue como reapareció este diario el primero de agosto de 1963, durante el gobierno del profesor Juan Bosch, el primero democráticamente elegido por el pueblo dominicano tras la desaparición de la dictadura. Esta nueva etapa se inició bajo la dirección de Rafael Herrera Cabral, quien lo dirigió hasta su muerte en 1994.

La reaparición de LISTÍN DIARIO marcó también una nueva etapa en la producción de diarios en la República Dominicana y América Latina.

La prensa adquirida por la empresa fue una de impresión indirecta u “offset”, la primera que se utiliza en un diario en América Latina.

Este método de impresión offset sustituyó el sistema de impresión directa que hasta ese momento predominaba en el mundo. Este sistema de impresión directa utilizaba el plomo derretido para elaboración de las planchas de impresión de fotos y textos, las que eran a su vez las que imprimían sobre el papel.

En cambio, el offset utilizaba el nuevo sistema de producción de textos en frío, facilitando la diagramación y reduciendo el tiempo de elaboración de las ediciones.

Esto significó una reducción de costos y aceleración del tiempo de producción.

Rápidamente el LISTÍN DIARIO recuperó el espacio que la dictadura intentó arrebatarle y en poco tiempo se convirtió en el diario de más circulación, posición que hoy mantiene.

Reclamo de constitucionalidad
Poco antes de cumplir los dos meses de su nueva etapa, LISTÍN DIARIO volvió a enfrentar una difícil situación nacional, cuando se produjo el derrocamiento del gobierno del profesor Juan Bosch, el 25 de septiembre de 1963. Fiel a su tradición, se alineó con los que reclamaban el respeto a la constitucionalidad.

Sus editoriales y su comportamiento como periódico le ganaron respeto en la sociedad de la época.

Sus campañas de solidaridad ante las crisis sociales de la época le hicieron alcanzar reconocimiento en una sociedad que se caracterizó por las convulsiones políticas y rápidamente volvió a ocupar los primeros lugares en la preferencia de la población.

El último intento
El 14 de mayo del 2003, el Gobierno del presidente Hipólito Mejía dispuso la ocupación del periódico como parte de un proceso para controlar sus publicaciones.

El alegato fue que el diario era parte de las propiedades del intervenido Banco Intercontinental (Baninter). Sin embargo, el Séptimo Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional certificó el 20 de mayo siguiente que LISTÍN DIARIO no estaba entre los bienes incautados. El informe de la certificación fue firmado por la secretaria del tribunal Joselín Hidalgo, de acuerdo con lo que publicó el diario El Caribe del día 23 de mayo del 2003.

Desde hacía meses se habían producido confrontaciones públicas entre el presidente Mejía y el director de LISTÍN DIARIO, Miguel Franjul.

La situación llegó a niveles tales que Mejía planteó públicamente que Franjul debía “gobernar en el LISTÍN” que él gobernaba en el país.
La actitud del ex presidente Mejía continuó agresiva hasta que fue visitado por el presidente de la Editora LISTÍN DIARIO, Ramón Báez Romano, y su hijo Ramón Báez Figueroa, a la sazón presidente del Baninter.

Al concluir el 16 de mayo del 2001 esa reunión, en el Palacio Nacional, Mejía confesó a los medios de comunicación que tenía lo que definió como “un problema patológico” con LISTÍN DIARIO, pero que se sentía satisfecho con la visita de los señores Báez Romano y Báez Figueroa.

Protestas
El primero en protestar la medida fue el director de este diario, Miguel Franjul, quien fue destituido por órdenes del gobierno de Hipólito Mejía a través de un oficio de la Fiscalía del Distrito Nacional. Advirtió que el país entraba en un peligroso camino en que la libre expresión del pensamiento estaría afectada. Al día siguiente el gobierno había enviado a su personal para ocupar las posiciones de periodistas y a Emilio Herasme Peña para que hiciera las veces de director.

Pero, la decisión de ocupar al LISTÍN produjo también repulsas en muchos sectores sociales nacionales que temieron fuera un esfuerzo para establecer una mordaza contra la libre expresión y una decisión política para utilizar en beneficio político de la administración. Internacionalmente la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) hizo sentir su desacuerdo y advirtió que se mantendría vigilante.

 

 

 
  MAS NOTICIAS
Listín Digital - Editora Listín Diario
Paseo de los Periodistas #52. Tel.:(809)686-6688, ext. 2232 / Fax:(809) 686-6595, Santo Domingo, R.D.
webmaster.listin@listindiario.com.do
s-